Luchn's Blog

11 junio 2015

CORPUS CHRISTI, CUCUÁS, PARRAMPANES y CULTURA POPULAR

Filed under: Cultura Popular — luchn @ 3:10 AM

Por Luis Alberto Camarena Berrocal

“Un día, el Dios cristiano se hizo carne,

 y dijo que su carne era un pan vivo

para quien lo coma,  en él se encarne

y viva de un manjar definitivo”.

 

Fragmento de la Poesía CORPUS CHRISTI del P. José Luis Martínez, Sacerdote Marianista.

 

Corpus Christi (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, fue llamada antes Corpus Domini (“Cuerpo del Señor”). Es una fiesta católica cuyo propósito es celebrar la Eucaristía. Su finalidad es aumentar y  proclamar la fe de los creyentes en la presencia  de Jesús en el Santísimo Sacramento. La celebración se lleva a cabo 60 días después del Domingo de Resurrección; o sea,  “el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte”.(1).

Esta fiesta surgió en la Edad Media, en 1208. Cuenta la historia que una religiosa,  Juliana de Cornillon promovió la idea de celebrar un festival en honor al cuerpo y la sangre de Cristo  y así  se celebró por primera vez en 1246, en la Diócesis de Lieja ,Bélgica.

La tradición también hace alusión a un hecho ocurrido en el año 1263. Un sacerdote celebraba una misa en  Bolsena ,Italia, y al romper la hostia consagrada brotó sangre,  hecho considerado milagroso y que dio un impulso definitivo al establecimiento del Corpus Christi como fiesta litúrgica.

Mediante la bula Transiturus Hoc Mundo, del 8 de septiembre de 1264,  el Papa Urbano IV la instituye y se le encarga a Santo Tomás de Aquino difundirla, principalmente a través de su obra Oficio y Misa del Corpus.

En Penonomé, ciudad cabecera del distrito del mismo nombre , y de la provincia de Coclé, en la República de Panamá, también celebra, como heredera de la tradición hispana, la fiesta del Corpus Christi, pero de una manera algo peculiar.

En nuestro querido Penonomé  una de las manifestaciones más arraigadas es el arreglo y confección de los ya famosos “Altares de Corpus Christi” , los que en representación de varias calles, sectores o barriadas se ubican en diferentes puntos de la ciudad, convirtiéndose cada uno en un arquetipo de devoción estética a la sangre y cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo.

Otro elemento que proporciona identidad propia a esta celebración en la ciudad zaratina es la presencia de los parrampanes o portugueses. Esta manifestación de la cultura popular es el resultado del trabajo investigativo del GRUPO CULTURAL RAÍCES.

El Grupo Cultural Raíces, con el firme propósito de rescatar las manifestaciones culturales y tradicionales de Penonomé, que datan de la época colonial, logró presentar, por segundo año consecutivo,  diferentes danzas, diablos y expresiones propias de la celebración del Corpus Christi Penonomeño tales como Los Diablos Cucuá, los Diablos de Pañuelos, los Chinitos, las Pajarillas, las Palomitas, las Doctoradas y los Parramapanes , luego que por más de 50 años no se incluían en la actividad religioso cultural.  Aún quedan por presentar los Diablos Mantuos con una amplia fuente documental y los Cucambos, estos últimos en proceso de investigación científica y que se pretenden presentar en el próximo año, conjuntamente con la esperada Danza Moctezuma.

Los Parrampanes eran unas sátiras personificadas por los residentes americanos, súbditos de España, contra los comerciantes portugueses, que llegaban en carretas para vender sus mercancías.  Los Parrampanes cargaban ropas viejas, telas o cualquier otro artículo en deshuso. También llevaban sapos en jaulas (elemento que está por reconsiderarse atendiendo el tema ecológico y por lo tanto lo más probable es que se presente en forma artesanal).

El vestido daba la apariencia de andrajos, levas viejas, trajes de mujer, pantalones con parches, remiendos o al revés, zapatos grandes, diferentes o de distintos tamaños.

Los Parrampanes no tenían una danza organizada, ni llevaban un orden preestablecido; simplemente iban bailando por las calles del pueblo, bailando entre ellos, en esquinas, puntos estratégicos de la comunidad y en casas de familia, para sorprender y asustar con sapos que cargaban en jaulas.  El objetivo de la visita a las casas era de ser correspondidos con dinero en efectivo o bebidas alcohólicas. Uno de los danzantes era escogido como TESORERO e iba vestido de mujer llevando una cartera; otro de ellos llevaba una maleta o maletín viejo para recoger las botellas que les daban.

Cabe resaltar que este elemento, para efecto de la recreación de dichos personajes, ha sido eliminado tratándose de que es un mal ejemplo a nivel social; sobre todo porque el Grupo Cultural Raíces  trabaja con escuelas y adolescentes. Los parrampanes  que el grupo presenta bailan cumbia y los instrumentos que utilizan son acordeón, tambor y güiro.

A diferencia de los Diablos Cucuás y Diablos de Pañuelos, los Parrampanes no se acercan a las ceremonias religiosas del Corpus Christi al ser considerados personajes no conversos, y es por esto que  no entran al templo como los otros dos grupos que solicitan a San Miguel Arcángel  permiso y autorización en la puerta de la iglesia ( llamada tradicionalmente Puerta del Perdón ), antes de la misa del Corpus Christi;  para adorar a la Divina Majestad, denominación que se daba al Santísimo en la época colonial.

Queremos finalmente resaltar que según las investigaciones recabadas para la celebración del IV Centenario de la Fundación de Penonomé, en 1981, se logró reunir suficiente información y datos históricos de las características de esta danza, las cuales sirvieron de base para el proceso de rescate de esta manifestación de la cultura popular penonomeña donde Estudiantes del Bachiller y Técnico del Centro Superior de Bellas Artes y Folclor (CESBAF) Estelina Tejeira de Penonomé dieron vida al personaje “Parrampan”.

Las características máscaras, hechas con totumas fueron  pintadas por estudiantes de Técnico en Artes Plásticas dirigidos por profesores de pintura, escultura e historia de este centro educativo.

El grupo de danzantes fue coordinado y dirigido por integrantes del Grupo Cultural Raíces y por el Gestor Cultural y Colaborador de Patrimonio Histórico del INAC,  Gonzalo García Mac Elfresh.

Las imágenes que ilustran este artículo corresponden a los altares confeccionados para la solemne procesión del jueves 4 de junio de 2015, los cuales son ya, en esta comunidad,  elementos indivisibles con esta festividad religiosa y que junto a los cucuás y a los parrampanes o portugueses  se constituyen además en elementos importantísimos del patrimonio cultural de la nación panameña.

( 1 ). http://es.wikipedia.org/wiki/Corpus_Christi

P.D. Queremos aclarar que los cinco primeros párrafos ya los habíamos publicado, hace un par de años, en un escrito similar; con motivo de esta misma celebración.

P1010955 P1010957 P1010958 P1010959 P1010960 P1010962 P1010967 P1010968 P1010969 P1010974 P1010975 P1010978 P1010982 P1010984 P1010987 P1010989 P1010991 P1010998

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: